Sehee Chun, 22

Cuando era más pequeña, gané mucho peso, y fue entonces cuando perdí mi confianza. Yo no salía y no me reunía con mis amigos. Solo iba a la escuela, iba a casa, comía, e iba a la cama. Odiaba cómo me miraba en el espejo. Las presiones de las redes sociales han tenido un gran efecto en esto, también.

"Cuanto más experimento, más me doy cuenta de que soy feliz como soy ahora. He sido hermosa desde el momento en que nací, pero ya sabes, tuve una depresión de confianza, y fue entonces cuando pensé que había perdido mi belleza, pero no lo hice. Nunca se fue a ningún lado... soy hermosa y siempre lo he sido. Estoy sana y, lo que es más importante, ya no tengo miedo de lo que piensan los demás ". - Sehee, 22
@

Ahora, cuando me veo, pienso: '¡Linda! ¡Bien! (Aunque no es cuando me levanto...) Me ha  tomado mucho tiempo llegar a este lugar. Trato de ser positiva sobre mi cuerpo y mente. Trabajé duro para perder peso por mi salud, pero también trabajé duro para sentirme mejor conmigo misma.

Vivir en el Reino Unido también ha ayudado a mi confianza. Estaba tan obsesionada con mi peso debido a la cultura y las expectativas de algunas de las personas de mi país, Corea del Sur. Allí, realmente no les importan los traseros, pero aquí ¡todo el mundo los ama! Aquí, lo curvilíneo es hermoso. 

Los cumplidos de mi familia me hacen sentir mejor. Esos son los comentarios en los que me tengo que concentrar, no los comentarios de alguien más. Y, de hecho, tenían razón, he sido hermosa desde el momento en que nací, pero ya sabes, tuve una depresión de confianza, y fue entonces cuando pensé que había perdido mi belleza, pero no lo había hecho. Nunca se fue a ningún lado... Soy hermosa y siempre lo he sido.