6 consejos para bañar al bebé

El primer baño del bebé es muy importante; poner a un bebé en agua y jabón puede ser difícil hasta para los padres más confiados. Siempre hay preguntas: ¿Cuál es la mejor hora? ¿Cuál es la temperatura ideal? ¿Cuántas veces por semana debe bañarse? 

Para esto no hay reglas: con el tiempo, encontrarás tu modo y lo disfrutarás. Recuerda que la piel de tu bebé es muy delicada. La Dra. Zilda, dermatóloga pediatra y mamá de dos niños, dice: “Los bebés no son adultos en miniatura: su piel es más delgada y tiene otras características.” 

La delicada piel del bebé pierde humectación rápidamente y por eso hay que mantenerla humectada cuando se limpia. Los productos Baby Dove ayudan con eso.  

Aquí te damos consejos de otros padres para el baño de tu bebé.

  • 1

    Melissa, mamá de mellizos.

    “Con el jabón se pueden resbalar. Para evitar eso, pongo una toalla vieja en el fondo de la bañera. Eso le da agarre y ayuda a sostener al bebé mientras se mueve en el agua jabonosa"

  • 2

    Andy, papá de una niña.

    "No es necesario tener juguetes con música y movimiento para el baño. A veces, con un trapo y un vaso de plástico es suficiente. Yo le tiro agua y ella juega con su manito, y con eso sonríe sin parar"

  • 3

    Chris, papá de un niño.

    “Es importante aprender a calcular la profundidad del agua. Nosotros ponemos agua suficiente como para que pueda salpicar, pero no tanta que le tape la cara cuando está de espaldas, pataleando”

  • 4

    Catherine, tres hijos.

    “No necesitas una bañera para bebé si tienes lavaplatos de cocina. Yo los bañé a los tres ahí, desde que nacieron. Es genial para cuidarte la espalda” 

  • 5

    Marnie, un hijo.

    “Cuando el bebé entra al agua, no te puedes mover mucho, así que trato de tener todos los productos, y hasta los juguetes, cerca, en una canastita de compras. La saco para el baño, y así tengo todo a mano” 

  • 6

    Charlie, dos hijos.

    “A veces el baño es como un trámite, sobre todo si estás cansado después de todo el día. Pero es importante valorar ese momento: ahí se escucha su imaginación, así que trata de jugar y oírlos reírse”