Dove Consejos para el lavado de manos

Consejos para el lavado de manos

Generalmente consideramos el lavado de manos como una de tantas otras  necesidades de la vida, pero es mucho más que eso.  Pensá en esto: en un solo día nuestras manos pasan por mucho, de hecho, ellas son probablemente las partes más usadas de nuestro cuerpo. Cuando no están metidas en la pileta lavando los platos o lavando el cabello de los bebés, nos sostienen en el colectivo, nos ayudan a colocarnos el delineador, aprietan la teclas de un teclado... la lista no tiene fin.  Definitivamente, ellas necesitan un cuidado extra.  Entonces ¿cómo hacemos eso? Haciendo que el proceso de lavado de manos sea delicado y de disfrute.  Aquí te mostramos cómo lavar -no, mimar- tus manos...a la manera Dove.

  • 1

    El tiempo es la clave.

    Primero lo primero: un lavado de manos adecuado debería durar al menos 20 segundos, con la seguridad que hayas masajeado cada parte con el producto de lavado de manos elegido

  • 2

    Evita la sequedad.

    ¿Te pasa que el lavado de manos frecuente deja tu piel seca y tirante? Para evitar eso es importante que laves tus manos con un producto que combine tanto agentes de limpieza como humectantes, como el jabón Líquido Dove Original para manos, formulado especialmente para ayudarte a proteger el nivel de humedad natural de la piel y dejarlas super suaves.  Contiene nuestro 1/4 de crema humectante que ayuda a mantener tus manos lindas e hidratadas, y una formulación con un pH óptimo para tu piel

  • 3

    Lleva productos de cuidado.

    Tus manos se merecen más que una simple limpieza – merecen ser mimadas en cada oportunidad.  El jabón líquido Dove Original para manos cuida tus manos en cada momento de lavarlas, limpiando y ayudando a proteger los niveles de humectación de la piel 

  • 4

    Seca cuidadosamente.

    Cuando te estás secando las manos después del lavado, trata de usar una toalla fresca. De ser posible, guarda una pila de toallas de mano en el baño y lávalas a menudo. Permanecerán mullidas y suaves por más tiempo (prolongándo esa sensación gratificante)

  • 5

    Deja tus manos hidratadas.

    Para mantener tus manos hermosamente hidratadas y suaves, sigue con una buena loción para las manos. Tenla siempre al lado de la pileta así te acuerdas de usarla