Luyanda, contadora

Luyanda creció en Sudáfrica con una desesperada ansiedad por integrarse con sus compañeras y hacía todo por modificar su cabello para parecerse más a sus amigas. Sin embargo, un día se dio cuenta de que nunca encajaría en un molde tradicional de belleza. Desde entonces dejó de preocuparse por eso.

@Dove
2017-03-17T00:00:00.000Z

Hoy la seguridad de Luyanda es evidente, pero no siempre fue así. Durante años, vivir rodeada de amigas de piel clara y cabello lacio fue una presión por acercarse a un ideal de belleza que no tiene nada que ver con ella.

Pero en cuanto advirtió la belleza de sus propios rasgos se prometió ser auténtica. Ese día se hizo rastas y va por el mundo con un aplomo casi tan hermoso como su cabello natural.