Baby Dove Piel del bebé

Las diferencias principales entre la piel de un adulto y la piel de un bebé

He aquí un hecho sorprendente: la piel del bebé es más delgada que una hoja de papel. Muy delgada, ¿no es cierto? Eso la hace mucho más vulnerable que la tuya al daño y la sequedad cuando cuando se la somete al lavado porque pierde humedad más rápido. Entonces, la próxima vez que te pares en la góndola de los bebés preguntándote qué jabón líquido va más allá, considera esto: Dove invirtió 50 años aprendiendo acerca de la piel y desarrolló un cuidado superior para su línea Baby Dove que traspasa los límites de la delicadeza para mantener la piel de tu bebé saludable e hidratada. Eso es algo que puedes tachar de tus preocupaciones desde ahora. Aquí hay más consejos útiles de los expertos de Baby Dove sobre el cuidado de la piel del bebé.

  • 1

    La piel del bebé tiene un pH más alto que la del adulto.

    Compartir un baño es grandioso para crear un lazo con tu bebé, pero no te sientas tentada a compartir los productos. Tu piel tiene un pH más bajo que la de tu bebé por lo que puede tolerar el pH más alto en muchos limpiadores. Pero agregar esto al ya elevado pH de tu bebé, aumenta la posibilidad de dañar la barrera protectora de su piel, entonces elegí un jabón con pH neutral para evitar la irritación.

  • 2

    La piel del bebé necesita humectación extra a la hora del baño.

    La piel del bebé necesita humectación para mantenerse saludable. Pierde humedad mucho más rápido que la tuya. Comenzá bloqueándola incluso antes de que esté afuera de la bañera con el jabón en barra Humectación Sensible. Es más suave y más hidratante que cualquier otro jabón para bebés.

  • 3

    La piel del bebé necesita humectación todo el día.

    Mientras tú amas protegerte con un humectante post baño, los bebés necesitan una formulación aún más intensa.  loción Baby Dove Humectación Enriquecida brinda humectación durante todo el día, independientemente de cómo se levanta. 

  • 4

    Las partes inferiores de los bebés necesitan más cuidado.

    Las partes inferiores de los bebés pueden ser mucho más pequeñas que las de los adultos, pero necesitan mucho más cuidado. 

  • 5

    Los bebés necesitan productos que no causen lágrimas.

    Sí, tienes una cosa en común con tu bebé: los ojos te pican como locos cuando te entra algún producto para el baño. Elegí shampoos que no produzcan lágrimas, testeados por oftalmólogos, tal como el shampoo Humectación Sensible de modo que una salpicadura accidental no cause molestias.

  • 6

    El cuero cabelludo de tu bebé es súper sensible.

    Tu cuero cabelludo puede tolerar mucho cuando lo secas, pero el de tu bebé es sensible.  Para protegerlo, colócalo sobre una toalla con capucha que absorberá rápidamente la humedad y, lo admitimos, se va a ver súper lindo también.